Estás aquí
Home > Data Útil > Botiquín de viaje: siempre listo!

Botiquín de viaje: siempre listo!

    Si te vas, un botiquín de viaje, siempre tenés que preparar para una emergencia. Si bien siempre pretendemos que nuestro equipaje no pese tanto, es necesario estar preparado. Aquí va un kit para atender emergencias menores.-

botiquín-viaje

 

Medicamentos prescriptos:  Lleva más de la cantidad necesaria para que dure todo tu viaje y tené en cuenta los retrasos debido al mal tiempo, las paradas inesperadas o simplemente si deseas permanecer más tiempo en tu destino. Las personas que tienen indicación médica de consumir algún tipo de medicamento no deben olvidar llevar un certificado firmado por el profesional de la salud, declarando que el viajero necesita esa medicación. Además, para evitar complicaciones en la aduana, se deben declarar previamente y deben ser transportados en su caja original y solamente en la cantidad normal requerida para uso personal.

Sales de rehidratación oral (para el tratamiento de la diarrea del viajero).

–  Medicamentos: analgésicos, antifebriles, antidiarreicos.

Medicinas para el mareo: En caso tengas largos trayectos en autobús o en avión y seas propenso a marearte, siempre es bueno tener estas pastillas.

Pinzas: Para eliminar las espinas, cactus, erizos de mar, etc.

Curitas: De diferentes tamaños y formas para los pequeños cortes y raspaduras.

Pequeña venda: Proporciona apoyo a las articulaciones lesionadas o para proteger las heridas frescas del polvo y la suciedad.

Pequeñas tijeras: Para cortar gasas y esparadrapo al tamaño y forma deseados.

Termómetro: Para comprobar qué tan grave es la fiebre.

Guantes: Para protegerte en caso de que estés ayudando a alguien más. Preferiblemente de látex.

Alcohol en gel: Para mantener las manos limpias. Las manos sucias pueden infectar los cortes.

Alfiler de gancho: Es la solución rápida para la ropa o para amarrar un paño de emergencia.

Repelente de insectos: ( con DEET) Para reducir las posibilidades de picaduras de mosquitos que pueden transmitir enfermedades.

Linterna portátil: Alumbrará los cuartos oscuros y pasajes en caso te quedes sin luz.

Fósforos: Te ayudará en caso se acabe la batería de tu linterna.

Protector solar: Para protegerte de los rayos UV.

Pastillas potabilizadoras (según el destino)

Un listado con contactos de emergencia: Debes tener los números de teléfono locales de la policía, hospital y de tus contactos de emergencia

 

Con estas recomendaciones vas a estar “siempre listo” como un boy scout!

 

 

Deja un comentario

Top